¿Cuál será el límite de altura para los edificios?

C. Lerma
C. Lerma

Cuando estudiaba la carrera de Arquitectura asistí a una conferencia del gran José Calavera (archiconocido Dr. Ingeniero de Caminos). Versaba sobre el espacio vertical, en concreto, edificación en altura a lo largo de la historia. Recuerdo que me gustó mucho y es posible que aún guarde algunas notas de ella entre mis apuntes de aquella época.

Creo que fue el propio Calavera quién dijo que las preguntas no deberían de hacerse nada más acabarse la charla porque en ese momento es muy probable que no se te ocurra alguna lo suficientemente interesante como para expresarla en público. Dicho y hecho, yo reflexioné sobre aquella conferencia y posteriormente le escribí un email.

Entre otras cuestiones, le planteé la que hoy nos ocupa: ¿existe algún límite de altura para la construcción de edificios?

Sin querer hacer un análisis exhaustivo, en la actualidad los edificios más altos del mundo han superado ya los 800 m de altura (250 m en España es la altura de la torre Cepsa de Norman Foster en Madrid). Tampoco nos interesa entrar aquí en la polémica acerca de cómo se mide la altura de los edificios. Aunque se explica en esta página, creo recordar que el criterio técnico era acotar desde la rasante hasta la cara inferior del último forjado.

Las preguntas que nos pueden surgir son sencillas: ¿cuál será la altura máxima que podremos construir y cuáles, por tanto, las limitaciones que nos encontraremos? Evidentemente, la primera es consecuencia de la segunda. El profesor Calavera me apuntaba dos cuestiones a tener en cuenta: luces entre pilares y forma en planta del edificio. Y como limitaciones, las económicas y la superficie en planta que pudieran llegar a ocupar.

A mí en este artículo me gustaría plantear la reflexión sin tener en cuenta el aspecto económico; supongamos que siempre habrá quién esté dispuesto a invertir en una empresa de semejantes características. Por lo tanto, una limitación importante sí que sería la superficie en planta de los elementos estructurales. Si la altura del edificio es suficientemente importante, las cargas en planta baja también lo serán y, por ende, la superficie resistente tendrá que ser realmente grande. Esto me recuerda a los primeros rascacielos de Chicago (15-20 plantas) a finales del s. XIX, donde algunos de ellos se construyeron con muros de carga de ladrillo y en planta baja podían llegar a alcanzar los 2 metros de espesor, ocupando una superficie nada despreciable de la planta baja. En este sentido, mejorar la resistencia de los materiales de construcción (básicamente hormigón y acero) reducirían las secciones.

Fotografía de Carlos Lerma
Fotografía de Carlos Lerma

Y para esas alturas, la carga del viento no es para nada despreciable, de tal forma que aunque la estructura fuera capaz de resistir las cargas también hay que considerar el efecto de las vibraciones, además de la sensación de vértigo que puedan tener los ocupantes.

También debemos considerar las limitaciones funcionales de un edificio de gran altura. Instalaciones (agua, luz, gas), sistemas de evacuación o, por ejemplo, la comunicación vertical. En el caso de las desaparecidas torres gemelas, ¡para sus 411 m de altura requerían del orden de 125 ascensores cada una! No sé si para un edificio de más de 1 Km de altura nos interesaría más esperar a que se inventaran los coches voladores para llegar directamente a tu vivienda/oficina.

Finalmente Calavera me indicó que para él, el límite de altura de los edificios se encontrará por encima de los 1500 m y probablemente por encima de los 2000 m.

 

Me gustaría saber vuestra opinión, así que planteo la siguiente encuesta. En los comentarios puedes dar tus razones.

Encuesta: ¿Cuál crees tú que será el límite de altura para los edificios?

View Results

Cargando ... Cargando ...

One Comment

  1. Carlos Durán

    A partir de cierta altura ¿no será necesaria la calefacción (y el consiguiente coste)?.

    Por encima de los mil metros por ejemplo, y en un día de viento, ¿será peligroso asomarse a la ventana y no digamos a una terraza o balcón?

    En caso de incencio en las alturas centrales ¿llegarán los bomberos o sálvese el que pueda en paracaidas?

Comments are closed.